Alojar y Criar

Vacaciones en casa

Lic. Mariela Lopardo - nota publicada en Todo Infantil.


“Má, estoy aburrido”

Llegan las vacaciones e inevitablemente la rutina cambia. Ya sea que podamos irnos de vacaciones, que pasemos algunos días en el club, que tengamos una casa de fin de semana donde quedarnos, que hayamos anotado a los chicos en la colonia o que simplemente nos quedemos en casa, la realidad es que nada transcurre igual que de marzo a diciembre.
Aunque planifiquemos mil cosas diferentes con el objetivo de que nuestros hijos la pasen genial y que estén entretenidos, inevitablemente hay una frase que seguro vamos a escucharlos decir en muchos momentos del verano, que nos inquieta y hasta nos hace sentir culpables: “Má, estoy aburrido”.
En la actualidad la mayoría de los chicos tiene su agenda casi tan completa como la de un adulto, no les queda tiempo para aburrirse. Y de un día para el otro terminan las clases y también todas las actividades extraescolares, y nos parece que el día tiene demasiadas horas, entonces surge la pregunta: ¿Cómo llenar todos esos espacios vacíos?
La realidad es que no es necesario llenarlos, por el contrario, es importante que los chicos tengan tiempo para no hacer nada, para el ocio. Es bueno permitirles y brindarles la opción de tener tiempo libre, tiempo para que se aburran, ya que en esos momentos suele emerger la creatividad.

Está bien que les demos ideas y alternativas de juego y que nos mostremos dispuestos a formar parte de los mismos si ellos así lo desean, pero es fundamental que no intentemos imponerles actividades o entretenimientos con el objetivo de no escuchar que se aburren. Si “tapamos” todos estos momentos, obturamos su capacidad lúdica y creativa, y les quitamos la posibilidad de explorar sus capacidades y su mundo interno.
Es por esto fundamental la tolerancia y la paciencia con la que podamos posicionarnos frente al aburrimiento de nuestros hijos, que está vinculado con lo que nos pasa frente a nuestro propio aburrimiento. Hoy en día es casi mal visto tener tiempo libre y mucho peor si se sabe disfrutar de él. Pero la realidad es que es indispensable contar con este tiempo, y mucho más aún en la infancia.

Como padres es nuestra función brindarles a nuestros hijos la posibilidad de disfrutar del tiempo libre, del ocio, de descubrir intereses propios relegados en el quehacer cotidiano, de hacer lo que les guste sin actividades programadas, o simplemente de no hacer nada. Además, si nosotros también podemos lograrlo será doblemente beneficioso y disfrutable. Y qué mejor que las vacaciones para ponerlo en práctica!

Publicaciones Anteriores

La angustia del 8vo mes

Lic. Gabriela Nelli, para revista Nacer y Crecer.
La llegada de un hermanito

Lic. Mariela Lopardo, para newsletter de Vacunar.
La repetición de modelos

Lic. Gabriela Nelli, para revista digital ReCreo 7.24
El miedo a las vacunas

Lic. Gabriela Nelli - Lic. Mariela Lopardo, para newsletter de Vacunar.-
Niños o padres impacientes

Lic. Mariela Lopardo, para Todo Infantil.
Padres e hijos (des)Conectados

Lic. Gabriela Nelli - Columna publicada en revista Nacer y Crecer.
De pareja a padres

Lic. Mariela Lopardo
Estar embarazada

Lic. Gabriela Nelli Publicado en revista Nacer y Crecer.-
Agenda extraescolar

Lic. Gabriela Nelli columna publicada en la revista Nacer y Crecer.-
Vacaciones en casa

Lic. Mariela Lopardo - nota publicada en Todo Infantil.